Lo mejor de ti

​Hoy escribí  lo mejor de ti, y si me preguntas que es lo que sobre sale de ti… No podría responderte,  porque entre tantas cosas esta tu  mirada,  porque entre tantas  cosas estan tus palabras. Y si preguntas:¿Qué es lo mejor de mi ? Solo  toma mi mano y observa como se llena el vacía cada vez que sonrió estando a tu lado.                                                     Lo mejor de ti… Es lo que me lastima cuando te pienso, es esperar más de lo que tú  no puedes dar, lo mejor de ti es; Que ya no me volveras a mirar. 

Un día más 

​Más abrazar la cama un día, más  abrazar… las ganas de tenerte. Abrazar esas ganas de encontrarte un día por casualidad.
Más  un día despertaré de la cama, un día más… Despertaré, para mirar la ventana y ver esa soledad que me condena, porque  a través de la ventana, vive un alma en pena. 

Su condena… Fue  mirarte a través de ella, viendote como te marchabas y viendo como borrabas una historia. Una historia que se había plasmado en una vida.

Una vida que vivía por       eternidades…pero el amor le llegó, a una vida … En fuertes cantidades. 

Así,  la vida se perdió en los fondos de los mares… en cerrada  en aquella  soledad, esperando, que aquel  amor que fue real. .. regrese;para llevarlo  al altar .

Aquel Árbol 

​Escuchó la lluvia caer, y recuerdo cuando acariciaba tus mejillas y te miraba a los ojos… Te decía que tus ojos eran hermosos y aún  pienso que lo sigen  siendo… 

Mi respiración  se acelera… al recordar tus besos… me falta el aire,  y la brisa me  acompaña con una fuerte melancolía, pensandote a cada rato, a cada instante y cada noche soñarte. 

Sueño  con tomar tu mano y una fuerte energía nos rodea, una fuerte sensación de estar juntos… y mirarnos sin ningún  miedo ni preocupaciones … Sólo pensar en nosotros, y de pronto. .. despierto y no  te veo, te necesito  y no estás… Te busco y te encontró debajo de aquel  árbol, aquel árbol que guarda nuestros sueños, aquel  árbol  que guarda los secretos, aquel árbol  que, que;vive de recuerdos…

Un otoño

​Un otoño más, un verano… 

Las flores vuelven a crecer  nuevamente….

Un frío que escurre mi piel, una dulce sinfonía que me recuerda el ayer, el ayer donde te tuve. El ayer en el cual vivo.

Hoy te escribo… porque esta mañana tan fría de invierno  creí  escuchar  tu voz, entre la brisa tan fría de los montes…

Escuché un clamor, que apiadaba mi alma… Algo que … que me llamaba.
Creí  escuchar tu voz en lo más profundo de los montes, esa voz tan dulce como el cantar de mil primaveras… 

Cuando me adentré a llegar para buscarte entre lágrimas y recuerdos … encontré una caja, una caja de viejos sentimientos… una caja que me dejaste antes de marcharte. Su susurraste; hace  frío, y me abrazaste.

Deje de creer en aquellas viejas palabras  encontradas dentro de la caja. .. donde confesabas  tu amor;quizá un amor de verano.